Duro es el esqueleto del hombre.

“El anciano espejo asintió a todo. No pronunció una palabra, ningún ruido salió de su boca. No dijo no te preocupes, hermano, todo va a salir bien. Seguro que los presagios son infundados. Seguro que los sueños vuelven a la calma, las cortezas de los árboles recobran su frescura y los ojos de las aves que vienen del norte recuperan la serenidad de las migraciones pasadas. Ha sido así durante milenios, no añadió. Porque ambos eran ancianos, jefes y sabios, y encaraban el rigor de los tiempos reconociendo lo que era, así tal cual era. El gran espíritu es el que gobierna; nosotros somos los gobernados. El tiempo de lo incomprensible había comenzado, y ambos lo sabían. Y estaban a la altura de la grandeza que sus destinos exigían.

Ambos, que eran ancianos, jefes y sabios, sabían que quien intenta consolar al otro es el débil, en realidad. Y que el hombre es fuerte, condenadamente duro es su esqueleto, y siempre, siempre, siempre está uno a la altura del camino que discurre bajo sus pies. Si estás aquí es porque puedes estar aquí, hermano. Porque tienes la fuerza suficiente y estás preparado para esto, para vivir precisamente esto. Tal es tu destino, hermano. De lo contrario no estarías aquí.

Todas estas cosas, claro está, tampoco las dijeron. Ambos sabían. Y asentían a sus destinos. Simplemente se miraron a los ojos, en silencio, el tiempo suficiente para no decirse todas estas cosas, y se giraron, ambos al mismo tiempo, y caminaron, cada cual su camino, para jamás volverse a ver. El océano donde mora el gran espíritu nos reunirá, hermano, si el gran espíritu así lo dispone, no se dijeron por último.”

 

Javier Ayala, El Hostal de la Buena Vida.

 

 

Por si quieres compartirlo...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>