Elegimos la profesión que nos elige.

“La “profesión” significa profesar algo que nos toma a su servicio para algo. Nos propone las exigencias correspondientes que hemos de cumplir para ejercerla. La profesión se elige. Nos vivimos llamados a ella o por ella, a menudo de manera especial (…) por el hecho de que tenemos unas dotes especiales para ella y que otros esperan que sigamos la llamada junto a ellos, sea lo que sea lo que se pida de nosotros. Sólo tenemos éxito si atendemos a esa llamada. Fracasamos cuando intentamos rehuirla, por ejemplo, si nos deseamos algo más fácil, que nos exija menos.

Sólo si cumplimos nuestra profesión, si lo hacemos con entrega, sentimos colmada nuestra vida.”

Bert Hellinger, Historias de éxito en la empresa y en los negocios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por si quieres compartirlo...