Mi propuesta no consiste en LA buena vida, sino en UNA buena vida, para cada uno la suya, llena de abundancia, de alegría y de objetivos apasionantes. Aunque a veces es difícil conseguirla, a veces se nos resiste, la vemos, la estamos viendo, y la queremos coger pero se nos escapa de las manos.

Hay muchos buenos recursos para encontrar apoyo y algo más de claridad en el trayecto. Entre ellos hay muchas corrientes de psicoterapia.

Yo me he formado y me sigo formando en psicología y en distintas técnicas de psicoterapia. Entre ellas constelaciones familiares, contención-vinculación, trauma, arteterapia,  meditación,  etcétera,  formaciones que integro en un trabajo unificado muy bonito y eficaz, y es muy posible que tanto yo como las sesiones y talleres que ofrezco podamos acompañarte y ayudarte en tu crecimiento.