El Círculo de Hombres

El Círculo de Hombres es un espacio de intercambio de experiencias y reflexiones personales sobre nuestra vivencia en cuanto hombres. ¿Cómo es ser hombre hoy? Ser compañero, padre, hijo, abuelo, amante, profesional, amigo, consumidor, ciudadano,…

El Círculo es un grupo estable de hombres que nos reunimos una vez al mes, durante al menos un año; ésta al menos es la intención. En todo caso, las normas del grupo las ponemos y pactamos entre todos los miembros del grupo; así también el ritmo y las temáticas de cada reunión. Yo propondré asuntos y moderaré las reuniones, pero siempre a disposición de las necesidades y decisiones del grupo.

 

¿Cuál es la motivación y la razón de ser del Círculo de Hombres?

La hombría hoy es distinta a la que experimentaron y nos transmitieron nuestros padres y abuelos. Es la nuestra, hoy, una hombría más incierta, más difícil, con límites más difusos: nos han quitado los mapas, o más bien no los hemos actualizado. Ésta es la clave. Es inevitable que actualicemos, si no que reconstruyamos, los mitos y las descripciones y exigencias culturales sobre cómo se es hombre; esos que por un lado nos forjan y nos hacen como somos, y que por otro nos deberían ayudar a comprender y guiar nuestra experiencia cotidiana.

Comparto enteramente esta reflexión de Sam Keen: “Si preguntamos: “¿Qué sensación produce ser un hombre en estos días? ¿Sientes que la masculinidad es honrada, respetada, festejada?”, aquellos que hagan una pausa lo bastante prolongada para considerar sus sentimientos viscerales contestarán probablemente que se sienten culpados, desvalorizados y atacados; los demás pueden dar respuestas muy vagas. Muchos hombres se sienten como si estuvieran de noche en la selva, librando una batalla contra un enemigo invisible. Las voces, desde la oscuridad que los rodea, les lanzan hostiles desafíos: “Los hombres son demasiado agresivos. Demasiado suaves. Demasiado insensibles. Demasiado machistas. Demasiado obsesionados con el poder. Demasiado niños. Demasiado cobardes. Demasiado violentos. Demasiado obsesionados con el sexo. Demasiado distantes para ocuparse de los demás. Demasiado ocupados. Demasiado racionales. Demasiado confundidos para liderar. Demasiado muertos para sentir.” No está demasiado claro en qué debemos transformarnos exactamente.”

“No está claro en qué debemos transformarnos exactamente”. ¿Debemos transformarnos los hombres? ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Qué necesitamos nosotros? ¿Cómo nos sentimos en cuanto hombres? ¿Qué queremos hacer al respecto?

Podemos ignorar estas preguntas. Llevamos mucho tiempo haciéndolo.

Pero si, por el contrario, tú decides hacértelas y quieres compartir el proceso con otros que estamos en la misma tesitura, te interesa el Círculo de Hombres. En común, y desde nosotros mismos, podemos lograr una mejor comprensión y una vivencia más plena en los distintos planos de nuestra experiencia vital en cuanto hombres.