- ¿Por qué se reflejan estos hechos y no otros? -

Siempre hablando desde la perspectiva de esta corriente terapéutica, se ha comprobado muchísimas veces que esos sucesos, asociados al dolor, la rabia, la vergüenza o la culpa que generan, a veces producen “nudos” o “tramas” que afectan a los descendientes de las familias en las que tienen lugar.

Se trata de caer en la cuenta de que nuestra pertenencia a una familia conlleva un fuerte vínculo, siempre de amor, que tiene profundas consecuencias sobre nosotros.

También de la familia recibimos la fuerza, la alegría, el ansia de vivir y otras tantísimas cualidades a las que todos tenemos acceso, y que podemos tomar y disfrutar en la medida en que ocupemos con gratitud y respeto el lugar que nos corresponde dentro de nuestro sistema familiar.

Por si quieres compartirlo...