- ¿En que consisten los talleres que ofrezco? -

Los talleres en grupo tienen una fuerza especial, ya que en los otros participantes se reconoce la historia propia, los propios mecanismos de autoengaño y de fuga, nuestras pequeñas trampas y miedos. También en ellos reconocemos nuestra ternura y fortaleza, nuestra bondad y nuestro amor. Los participantes en un grupo se vuelven en ese sentido espejos de uno mismo, y la honestidad y el coraje de cada uno revierten igualmente en todos los miembros del grupo.

Por eso, sobre todo, me gusta tanto esta manera de trabajar.

 

El propósito de cada taller abrir las vías de resolución de los conflictos y dificultades de los clientes presentan, mostrando y mirando de frente los hechos que conforman la historia familiar, manifestada libre de interpretaciones y juicios en cada constelación, y en un ambiente de acogida, ternura y profundo respeto.

Los talleres son un ejercicio de reconciliación y de reconocimiento, un viaje de descubrimiento de las propias raíces, para unir lo que estaba separado, incluir lo que estaba excluido, para encontrar el lugar de uno mismo en la propia familia y en la vida, accediendo a toda la fuerza, el amor y la alegría de vivir que viaja a través del ancestro hasta cada uno de nosotros.

Los talleres que ofrezco siempre se adaptan al número de participantes y a las necesidades específicas que estos muestren.

Por lo general incluyen algunas meditaciones, ejercicios y reflexiones al grupo, al tiempo que vamos trabajando las diversas situaciones de los clientes que hayan solicitado constelar.

Salvo en contadas excepciones, los talleres no tienen una duración predeterminada, y se cierran cuando se han atendido las necesidades de todos los participantes y el grupo considera que ha llegado el momento.

Cada taller es único e irrepetible, siempre a la medida de las personas que tomemos parte en él.