Terapia Individual

 

A través de la terapia individual, te acompaño en un proceso de autocomprensión y maduración personal con vistas, por ejemplo, a superar una crisis o un duelo, liberarte del malestar psicológico que puedas estar sufriendo, aprender a gestionar mejor tus emociones o avanzar hacia una vida más consciente, alegre y plena.

La terapia consiste en sesiones individuales de una hora de duración, con una frecuencia periódica, normalmente semanal. La confidencialidad y el respeto son absolutos.

Si te interesa puedes ver en la Home – si no lo has hecho ya – el apartado de ¿Para qué puedes solicitar terapia individual conmigo?, y también el de Comentarios de clientes de terapia individual.  

También puedes leer mucha más información y reflexiones relacionadas en la sección “Terapia Individual” del Blog.

Pide cita previa por teléfono, whatsapp o correo electrónico.

Las personas que hacen terapia conmigo…

Son adultos que están cansados de la autoayuda facilona, de los artículos con “10 trucos para subir la autoestima” y las promesas de una felicidad tan fácil como hueca.

Están dispuestos a asumir riesgos emocionales; ya han aprendido que para poder disfrutar de lo realmente bueno que la vida trae, que es formidable, uno tiene que exponerse a vivir también dolorosas pérdidas y decepciones.

Se van comprendiendo a sí mismos, su carácter y los lugares comunes de sus vidas. La sensación que puedan tener de absurdo o de callejón sin salida (lo que con frecuencia se experimenta con ansiedad) va desapareciendo en los primeros pasos de la terapia.

Afrontan el dolor de sus vidas, que poco a poco deja de doler. Deja de ser esa oscuridad interior que les atemoriza y de la que huyen. La transforman en bagaje que da sentido a lo que son, y que aporta sabiduría y coraje.

Viven un proceso de actualización, una puesta al día emocional-existencial. Las emociones que necesitaron ocultar, que les desbordaron o que ignoraron, vuelven a tener su lugar y a prestar sus servicios tan necesarios en el presente.

Se desenredan y encuentran en sí mismos la fuerza, la claridad y la dirección para actuar y resolver sus conflictos.

Están listos para ser honestos consigo mismos, para poner toda la carne en el asador y perseverar para lograr una buena vida, una vida más llena, amorosa y consciente.